Llegó el día grande para la Virgen de la Caridad. Como cada 15 de agosto, Sanlúcar se engalanó para recibir a la patrona y alcaldesa perpetua de la ciudad. La Virgen de la Caridad Coronada procesionó durante varias horas bendiciendo las calles de la ciudad a su paso, acompañada por centenares de devotos y fieles, puntuales a la cita con la patrona.

Dos alfombras, una en el Barrio Alto y otra en el Bajo, elaboradas artesanalmente por niños y mayores durante la madrugada anterior, recibieron a la Virgen. 60.000 kilos de sal de distintos colores conformaron, un año más, una obra de arte efímera, sólo para unas horas, sólo para recibir a la patrona de la ciudad, que culminaba con esta salida procesional varias semanas de cultos en la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad.

A las ocho en punto de la tarde partía desde su templo, acompañada por una nutrida penitencia y representaciones de todas las hermandades de penitencia y gloria de Sanlúcar. También los representantes de la Corporación municipal, con el alcalde, Víctor Mora, acompañaron a la patrona en esta salida procesional.

De la música se encargó la Agrupación Musical Nuestra Señora de La Caridad, a quien acompañaron varios miembros de la Banda de Música Virgen de los Reyes de Sevilla, con la que está hermanada. (ISLAPASIÓN).

Galerías: