Así lo llevan analizando los miembros de la Junta de Gobierno de la corporación letífica en los últimos días. Y es que los partes meteorológicos que se tienen -a cinco días de la procesión- auguran una velocidad del viento de 21 nudos con ráfagas de hasta 33 nudos en las horas centrales de la tarde del 15 de agosto-.

Tal como pasó el 16 de julio la gran preocupación sobre el efecto del fuerte viento en la salida viene a concretarse con el manto que porta la Santísima Virgen y es que este es un elemento que podría, por su estructura, dificultar mucho el normal desarrollo de la procesión.

Los miembros del máximo órgano de decisión de la hermandad pastoreña también analizan en estos días los partes para la noche del 14 de agosto en la que esta corporación organiza el tradicional rosario de antorchas por las calles de la feligresía. Para el 14 de agosto a día de hoy se espera que el viento de levante alcance una velocidad de 20 nudos con ráfagas de 34 nudos. 

En el caso del 14 de agosto la posible suspensión traería el rezo del Santo Rosario en el interior del templo al que seguiría la felicitación a la Divina Pastora. Para el 15 de agosto la suspensión de la salida traería un hecho insólito y es que en un mismo año no pudieran salir, por el mismo motivo, ni la Virgen del Carmen ni la Divina Pastora, algo que no se recuerda en la dilatada historia de ambas corporaciones. 

El recorrido de la Divina Pastora transita mayormente por calles estrechas en las que no afectaría de forma directa el viento pero si se tienen algunos puntos -Colón, Marqués de la Victoria o Capitanía por ejemplo- en los que el viento combate más directamente al ser espacios más abiertos y por los que sería más difícil poder paliar sus efectos.

De todos modos a falta de cinco días la Junta de Gobierno de la Divina Pastora deberá analizar los cambios que se van realizando en los distintos partes meteorológicos para poder tomar una decisión que no será definitiva hasta el mismo día de celebración de cada uno de estos actos -rosario de antorchas y salida procesional-. 

Ya desde algunos hermanos se ha manifestado la preocupación ante esta incertidumbre climatológica que llegó incluso a materializarse en una predicción de leves precipitaciones en las jornadas del 14 y 15 de agosto aunque estas han ido descendiendo hasta no aparecer en los partes que se han barajado en las últimas 24 horas. (ISLAPASIÓN).