En la jornada de ayer el Cristo del Amor del barrio de Fuenteamarga de la localidad de Chiclana de la Frontera estuvo expuesto durante todo el día en devoto Bespié coincidiendo con el Miércoles de Ceniza y la apertura de un nuevo tiempo cuaresmal.

Cientos de chiclaneros y foráneos se acercaron hasta este rincón de la ciudad para contemplar una vez más la obra del imaginero sevillano Fernando Aguado.

Galerías: