Hondo pesar en la sociedad isleña al conocer esta mañana el fallecimiento de uno de los representantes más característicos del comercio en San Fernando: Cristóbal del Águila Gil -a los 87 años-, gerente de la conocida pastelería Victoria con sede en la calle Real junto a la Alameda Moreno de Guerra.

Esta confitería cumplió el pasado 2014 un siglo de vida perteneciendo Cristóbal del Aguila a la segunda generación de pasteleros de la firma que actualmente regentan sus hijos Francisco y Diego.

Esta pastelería tiene un gran arraigo en la ciudad y famosos son sus roscos de Semana Santa que entroncan a este comercio con la fiesta más importante de la ciudad. Así, desde hace 22 años entrega el galardón "Rosco de Oro" que reconoce a una persona o institución de la Semana Santa isleña. 

La última aparición en público de Cristóbal del Águila fue el pasado 7 de marzo con la entrega del último galardón "Rosco de Oro", el de este 2016 al saetero Manuel Lucas. En la misma supo, como cada año, unir su simpatía con una valoración muy actual de la ciudad en la que sentenció que "la Semana Santa es el momento que deja más dinero en la ciudad" tras pedir un viva por aquellos que la hacen posible cada año.

El cuerpo sin vida de Cristóbal del Águila se encuentra en el tanatorio de San Fernando estando prevista la misa de córpore in sepulto mañana domingo 10 de julio a las diez y media de la mañana en la Iglesia de San Francisco. (ISLAPASIÓN).


Comentarios: