El pasado sábado, y tras una semana en la residencia de ancianos San José, la Virgen de los Desamparados volvió a su capilla en rosario de antorchas realizando -a la inversa- el recorrido que la llevó hasta este lugar en la mañana del domingo de Corpus.

Algunos hermanos quisieron acompañar con cirios a la Santísima Virgen que fue portada en parihuela por miembros de su cuadrilla de hermanos cargadores. (ISLAPASIÓN).

Galerías: