Pasadas las siete y media de la mañana la Virgen del Carmen salía de su templo para encaminarse hacia la Iglesia Mayor en el tradicional traslado, en forma de rosario de la aurora, con el que la Patrona llega al primer templo de la ciudad para participar esta tarde en la procesión del Corpus Christi.

Un pequeño contratiempo con la Policía Local hizo que se retrasara unos minutos la salida del cortejo en el que numerosos fieles acompañan a la Virgen del Carmen en este traslado rezando el rosario.

Minutos antes de las nueve de la mañana llegaba el cortejo a la Iglesia Mayor Parroquial donde la Virgen ya está situada en uno de los primeros altares del templo para esta tarde, tras el Solemne Pontifical, incorporarse a la procesión eucarística de la ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: