La Hermandad de Cristo Rey en su última modificación de Régimen Interno había aprobado la realización del rosario de antorchas con la Virgen de la Estrella en el último domingo de mayo.

En este año -primero en el que se iba a celebrar- la hermandad decidió pasarlo un día antes por la coincidencia con la procesión del Corpus Christi.

Todo estaba preparado tras la misa de ocho de la tarde en la Vaticana y Castrense de San Francisco. La Virgen de la Estrella lucía sobre la parihuela delante de Cristo Rey. 

Los acólitos esperaban en la puerta del templo y la Policía Local estaba dispuesta en la calle Real para acondicionar el recorrido que iba a llevar a la Titular mariana de esta cofradía por las Siete Revueltas realizándose la ida por Héroes del Baleares y el regreso por Tomás del Valle. 

Pero minutos antes de las nueve -diez minutos después del horario previsto para el inicio- el Hermano Mayor en funciones de Cristo Rey, Manuel Clavaín Rivero, anunciaba a los agentes de la Policía Local la suspensión del rosario por las calles de la feligresía por la falta de hermanos cargadores. 

Quizás la coincidencia con el partido de fútbol que supone la final de la Champions League haya sido uno de los condicionantes para que los hermanos cargadores no haya asistido a este acto.

Por tanto el mismo se realizó en el interior de San Francisco rezándose los misterios en el altar mayor mientras la Virgen de la Estrella permaneció sin moverse en el mismo lugar que ocupaba. (ISLAPASIÓN).

Galerías: