Desde el pasado fin de semana cuando fue trasladada en parihuela desde la Iglesia Mayor la Virgen de la Trinidad se entronizó en el altar mayor de la capilla del convento de las Madres Capuchinas.

De esta forma está siendo contemplada por los fieles y devotos que acuden cada día a la misa matinal de las nueve de la mañana así como al rezo del Santo Rosario a las siete de la tarde.

La Virgen estará en esta ubicación hasta finalizar el Triduo -que se celebrará del 19 al 21 de este mes- que será trasladada de nuevo a la Iglesia Mayor en rosario de la aurora. Esto será el domingo 22 de mayo tras la misa de nueve de la mañana. 

De esta forma las Clarisas Capuchinas del convento de San Fernando pueden admirar de cerca en estos días a la Titular mariana de la Archicofradía de Medinaceli. (ISLAPASIÓN).

Galerías: