A raíz de la entrevista publicada el pasado 7 de mayo de 2016 por la Web Cofrade “IslaPasión” al Presidente de la Sociedad Filarmónica de San Fernando, Don Ignacio Arias, me veo en la obligación de emitir el presente comunicado para aclarar algunas de las afirmaciones vertidas por el mencionado.

Lo hago para público conocimiento, pero con el mayor de los desconciertos pues, según se desprende del texto, parece que mi compañero Fran Romero y yo estamos inmersos en una campaña de “acoso y derribo” contra la Banda Sinfónica de San Fernando. Como se puede comprobar a continuación, nada más lejos de la realidad.

1. El Sr. Arias habla de rumores desde <<la entrada de este nuevo gobierno municipal y tras las continuas evasivas por parte del Delegado de Cultura respecto a la renovación del convenio para el año 2016». Considero de sentido común que quien llega de nuevas a un cargo político, cuando menos, se atenga a la prudencia a la hora de adquirir compromisos, sobre todo si son de carácter económico perteneciente al erario público. Hablamos, pues, de los seis primeros meses del mandato.

En cuanto el Gobierno Municipal tuvo claro el modelo de Presupuestos a elaborar, y atendiendo a la demanda oficial por parte de otros colectivos musicales para optar a subvenciones municipales, mi compañero Delegado de Presidencia, Don Conrado Rodríguez, y yo mantuvimos una reunión con algunos miembros de la Junta Directiva de la Sociedad Filarmónica. Este encuentro tuvo lugar el 16 de febrero y se prolongó más de una hora. En el mismo explicamos los motivos legales por los que desaparecería la subvención nominativa y cómo se crearía una nueva partida para bandas a la que podrían optar (la anunciada por mí el pasado jueves, día 5 del corriente).

2. En la misma reunión, por un lado, llegamos a la conclusión de que, con independencia de la concesión de dicha subvención, podríamos estudiar la firma de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Sociedad Filarmónica para la participación de ésta en los actos oficiales, aunque sin más compensación económica, simplemente para mantener los lazos que hasta ahora nos unen; por otro, empezamos a trabajar en el I Certamen de Bandas de Música “Ciudad de San Fernando”, cuya presentación tuvo lugar en días posteriores y que con agrado presidí.

Con toda humildad, no encuentro el lugar a las <<evasivas por parte del Delegado de Cultura» que menciona el Sr. Arias. Como tampoco veo que, desde el Gobierno de la Ciudad, se <<haya hecho la vista gorda» a <<todos los proyectos que tiene el Ayuntamiento y la Delegación de Cultura sobre la mesa desde hace meses». Efectivamente, son proyectos propuestos por la Sociedad Filarmónica pero que, una vez que se hacen públicos con representación municipal (en este caso, bajo mi persona y Delegación), ya estos proyectos también lo son del Ayuntamiento. De hecho, no se" si el Sr. Arias sabe que, desde primeros de este mes, tenemos concertada una reunión para seguir trabajado sobre el mencionado Certamen, que tendrá lugar esta misma semana.

<<Que nos den más muestras de cariño en otras poblaciones importantes de la provincia, que aquí en nuestra ciudad» cuando, por parte de este Ayuntamiento, la Sociedad sigue ocupando la Casa de la Cultura altruistamente y, por otro lado, este Delegado está en contacto con otras

Administraciones para incluir a la Banda en proyectos provinciales, cosa que sabe la Directiva de la Sociedad.

3. En otro orden de cosas, el Sr. Arias, <<para dejarlo claro y zanjado públicamente», se detiene en la cuestión jurídico-lingúística sobre el término “municipal” dentro de la denominación de la Banda. Nos recuerda que “sinfónica” es un <<adjetivo calificativo ( …) relativo al nombre común de Banda».

Por un lado, en el contexto que tratamos, y según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, la voz “municipal” está definida como <<Adjetivo. Perteneciente o relativo al municipio. Ley, cargo municipal». Pero, por otro, el Sr. Arias se equivoca al aplicar los conceptos “nombre común” y “nombre propio” a una entidad legalmente constituida. Ahí, precisamente, reside el problema pues, la Banda y la propia Sociedad Filarmonica son asociaciones, es decir, entidades con personalidad jurídica. Al respecto, dice la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, en su artículo 6º, lo siguiente: (<]. El acta fundacional ha de contener: a) El nombre y apellidos de los promotores de la asociación si son personas físicas, la denominación o razón social si son personas jurídicas (…)>>.

Por tanto, todas las palabras que componen la denominación de una entidad jurídica, forman en conjunto su nombre. Permítanme un ejemplo, la entidad podría denominarse “Banda de San Fernando” y ése sería su nombre, sin necesidad de más adjetivos. Lo absurdo de la teoría del Sr. Arias nos podría llevar a pensar que tenemos o teníamos en nuestra Ciudad colectivos sin “nombre propio” como las extintas Tertulia Flamenca de La Isla 0 la Agrupación F otográf1ca Isleña.

4. No obstante, el Sr. Arias esgrime además el <<constante y reiterado ninguneo hacia nosotros mediante los enunciados y publicaciones, tanto en cartelería como en prensa, por parte de la Delegación de Cultura de la omisión malintencionada de la palabra “Municipal” para referirse al nombre propio de nuestra banda». Al respecto, dos cuestiones: la primera viene determinada porque, en más de una ocasión, los técnicos y juristas de este Ayuntamiento han solicitado a la Sociedad, verbalmente y por escrito, que dejen de utilizar el término “municipal” porque no les compete. La última vez fue recientemente y de oficio, o lo que es lo mismo, sin intermediación de ningún cargo político: el Técnico Municipal de Cultura y FF. MM. envío una carta al Presidente de la Sociedad en la que le explicaba el por qué no puede incluir el adjetivo en su denominación y le ruega que deje de hacerlo. El escrito, con fecha 16 de noviembre de 2015, fue acusado de recibo por el secretario de la entidad al día siguiente.

No obstante, es más llamativo el convenio firmado por el Presidente de la Sociedad con este Ayuntamiento en 2015, del cual trataré también en el siguiente párrafo. En dicho documento (repito: firmado por el Sr. Arias), no aparece NI UNA SOLA VEZ la palabra “municipal” para referirse ni a la Sociedad ni a la Banda, así que no se" cómo pretendía este señor su <<propósito de que la banda se “legalizara” sin perder su carácter municipal mediante un convenio que diera cobertura a su participación en los diferentes actos del Ayuntamiento a través de una subvención nominativa». La subvención nominativa, obviamente, tampoco concede el título de “municipal”.

Por las cuestiones tratadas en este punto, es cierto que en la cartelería, dípticos, notas de prensa... emitidas por la Delegación de Cultura a la banda se la denomina “Banda Sinfónica de San Fernando”. Para el Sr. Arias esto supone <<el constante y reiterado ninguneo» y <<omisión malintencionada». Para mí, sin más, mi deber de cumplir la legislación vigente y el convenio que, hasta el 31 de diciembre del pasado año, estuvo en vigor con la Sociedad.

4. Ha resultado para mi especialmente doloroso leer afirmaciones como <<todo esto es una medida populista para sacar votos de las otras bandas», o <<el que queda retratado con todo esto es Francisco Romero, que tras mucho hablar en la legislatura anterior de que el gobierno de José Loaiza y el PP “querían cargarse la Banda y que él estaba trabajando en la sombra...”, en cuanto ha podido ha descubierto todas sus cartas». Gran paradoja esta última ya que, una de las medidas que tomamos tal y como llegamos al Gobierno fue, precisamente, traer de nuevo la Sociedad a la Delegación de Cultura, por cierto, a propuesta de Fran Romero. Quizás mi compañero y Primer Teniente de Alcaldía tenga más interés en que la Sociedad siga viva, como santo y seña de una entidad que nació en el seno de la extinguida Fundación Municipal de Cultura, de lo que piensa el Sr. Arias.

De todos modos, resulta interesante ver el análisis político que realiza el Presidente de la Sociedad sobre este asunto, cuando fue él quien rubricó el citado convenio con el anterior Gobierno, concretamente el día 20 de mayo de 2015, es decir, cuatro días antes de las últimas Elecciones Municipales. Eso sí, nos recuerda <<el compromiso adquirido en su momento por el gobierno anterior», o lo que es lo mismo, <<una subvención nominativa que aparecería en los presupuestos de cada año». Al respecto, este Gobierno ha asumido algunos de los compromisos anteriores; otros, en cambio, según nuestro criterio político no tenemos porqué asumirlos, máxime si no existen documentos firmados que los avalen.

5. Por último, como Delegado de Cultura de la Ciudad, me sorprende que, en una entrevista, el Presidente de la Sociedad Filarmónica de San Fernando cuestione los conocimientos y profesionalidad de compañeros músicos de otras bandas, así como que califique al ámbito musical y cultural de La Isla con expresiones tan frívolas del estilo: <<animadversión, envidias, complejos y rencores», <<medida política con tal de contentar a unos cuantos», <<dar pie a más mediocridad musical en La Isla a nivel general», <<porque San Fernando es eso, la ciudad del todo vale», etc.

Por todo lo expuesto en relación a la Banda Sinfónica de San Fernando, no es intención de este Gobierno Municipal, ni de su Delegación Municipal de Cultura, <<provocar su desaparición e ir camuflándolo poco a poco».

Nada más lejos de la realidad. Al contrario, lo que buscamos con esta medida es colaborar con el resto de agrupaciones musicales de la Ciudad, precisamente para fomentar y mejorar su actividad y calidad artística.

De todo ello, por la relación que personalmente he mantenido con los miembros de la Junta Directiva de la Sociedad Filarmónica, quiero pensar que todas las opiniones vertidas en la entrevista de “IslaPasión” responden a la opinión personal de su Presidente, D. Ignacio Arias. Por ello, y puesto que la misma puede originar confusión ante la opinión pública, sin menoscabo de las despectivas opiniones que proñere a mi compañero Fran Romero y a mi mismo, me gustaría conocer si la Junta Directiva de la Sociedad Filarmónica de San Fernando comparate todas y cada una de las aseveraciones realizadas por su Presidente.

San Fernando, 9 de mayo de 2016.

El Delegado de Cultura,

Fdo. Juan José Carrera Rojas


Galerías: