La mañana de hoy, segundo domingo de mayo, amanecía con una constante lluvia que hizo que la Junta de Gobierno de la Hermandad de Columna suspendiera el rosario de la aurora presidido por la Virgen de las Lágrimas y que iba a recorrer, como cada año, las calles de la feligresía.

El rezo del Santo Rosario se hizo en el interior de la Iglesia Mayor trasladando previamente por los miembros de su cuadrilla de hermanos cargadores la parihuela hasta el altar mayor del primer templo de la ciudad.

Tras el rosario se ha celebrado una eucaristía con la que ha finalizado este segundo domingo de mayo para los cofrades de Columna. (ISLAPASIÓN).