Las adversas previsiones meteorológicas para la jornada de hoy puede frustrar el traslado de la Virgen de la Trinidad al Convento de las Madres Capuchinas para la celebración de sus cultos con motivo del mes de mayo en este lugar.

La Junta de Gobierno se reunió en la noche de ayer y decidió, por el momento, mantener con la idea prevista de celebración de este traslado a partir de las ocho de la tarde.

Pero, ante las adversas previsiones, la Junta de Gobierno esperará hasta esta misma tarde para decidir. Incluso se baraja la opción de hacer el traslado sin atributos y solo con la parihuela en la que está situada desde hace unos días la Virgen de la Trinidad. 

Si definitivamente hubiera que posponer el traslado por la lluvia la Junta de Gobierno anunciaría el cambio de fecha que no superaría el fin de semana próximo. 

La intención de la Archicofradía de Medinaceli es que la Virgen pueda estar el mayor número de días posibles junto a las Madres Capuchinas previo a la celebración del Triduo.

De igual manera el rosario de antorchas con la Virgen del Amor de la Hermandad del Gran Poder se encuentra en la misma situación aunque si la lluvia hiciera su aparición a partir de las ocho de la tarde los cofrades del Gran Poder realizarán el rezo del rosario en la Parroquia de la Sagrada Familia. (ISLAPASIÓN).