Los titulares de la Cofradía del Nazareno ya se encuentran en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Merced, en el corazón del Barrio de Santa María. La llegada se produjo ayer en torno a las 19.45 horas, donde los esperaba un amplio público deseoso de verlos de nuevo junto a la copatrona de la ciudad, al lado de Jesús de la Sentencia y del Santísimo Cristo de la Sed y frente a la Virgen de la Piedad y a la Señora del Buen Fin.

Con la llegada a la Parroquia se ponía el punto y final a una jornada en la Iglesia de San Juan de Dios, en la Jesús Nazareno y su Madre de los Dolores recibieron durante un día completo la oración y el cariño de la Hermandad de la Santa Caridad. Sus cofrades les dedicaron sus cantos y sus plegarias que culminaron con una bella oración poética que corrió a cargo deJuan Mera y contó con el acompañamiento musical del trío Talent y la voz del tenor Álvaro Bernal.

Con la entrega de detalles y recuerdos por parte de los hermanos mayores de ambas corporaciones se puso el punto y final a una visita emotiva. Sin embargo, no hay tiempo para la melancolía.

El Solemne Triduo Itinerante continuó durante su segunda jornada por la Parroquia de Nuestra Señora de la Merced. Allí los esperaban las juntas de gobierno de las tres hermandades anfitrionas y todos los grupos de fe que están vinculados a este templo. Al frente estaba Servando José Rojas, vicario parroquial, ya que el párroco Balbino Reguera, ocupaba su lugar en el cortejo como director espiritual de la cofradía.

La Eucaristía tuvo el acompañamiento musical de las voces de los cantaores El Niño de Santa María, Juan Romero, Raúl Gálvez y Carmen de la Jara y de las guitarras de Juan José Alba y Antonio Gómez. También se disfrutó de la Misa más gaditana con el sello inconfundible del barrio de Santa María y el padre Balbino aprovechó su homilía para recordar la importancia capital de la Parroquia como centro espiritual de la feligresía, invitando a participar más activamente en la vida parroquial.

Tras rendirse la cofradía ante Cristo y compartir el pan, se puso el punto y final a la segunda Función del Triduo Itinerante con el agradecimiento a los participantes y la realización de una emocionante foto de familia con las Hermandades de la Parroquia.

Ya de cara a esta jornada, la hermandad recuerda que la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Merced permanecerá abierta desde las 9.00. Por la tarde, se procederá al rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia antes de la despedida. (ISLAPASIÓN).

Galerías: