El Nazareno de Santa María en Cádiz está celebrando los cuatrocientos años que se cumplen desde que la cofradía decidió establecerse en el viejo arrabal, después de que las monjas le cedieran una pequeña parcela junto a la iglesia para levantar la actual capilla.  

Esta presencia del Nazareno durante cuatro siglos ha quedado puesta en relieve desde ayer cuando la hermandad comenzó a celebrar un triduo itinerante con carácter extraordinario que llevará a las imágenes titulares (a Jesús Nazareno y a la Virgen de los Dolores) a pernoctar en cada uno de los cuatro templos del barrio: Santa María, San Juan de Dios, Merced y Santo Domingo. 

Al templo propiedad de la hermandad de la Santa Caridad llegaron las imágenes en la tarde de ayer después de salir a las siete de su sede canónica para bajar Jabonería. Y la visita extraordinaria se vive de manera tan intensa en el templo de San Juan de Dios que sus puertas no cerrarán en ningún momento hasta que el Nazareno y la Dolorosa se marchen hoy (a las siete de la tarde). 

En esas horas se irán desarrollando diversos actos de culto, siendo la despedida (a las seis de la tarde de hoy) una oración poética a cargo de Juan Mera, que estará acompañado del tenor Álvaro Bernal y del trío de cuerda Talent. 

Otro acto destacado de estos días será el pregón del cuarto centenario del jueves tras la función del tercer día en Santo Domingo, que será a tres voces (el dominico Pascual Saturio y los cofrades José Manuel Romo y Carmen Maestre). O la función solemne del viernes, ya en Santa María, que pondrá fin a esta extraordinaria semana en la que el Nazareno, Señor de Santa María, se hará presente en todo el barrio al que llegó hace ahora cuatrocientos años. (ISLAPASIÓN).

Galerías: