Así lo supieron los hermanos cargadores de la Hermandad de las Tres Caídas en la convivencia que mantuvieron tras una reunión la pasada semana. La hermandad del Jueves Santo del barrio de la Bazán se fija como objetivo la ejecución por parte del taller del sevillano Manuel Guzmán de los candelabros guardabrisas que alumbren el paso de nueva ejecución que se realiza en este taller.

Para ello entre los hermanos cargadores se han repartido unas huchas en las que los mismos van a contribuir semanalmente con una aportación que servirá para sufragar parte de esta nueva fase del proyecto de talla del paso. Con el numero asociado a cada una de las huchas se realizará un sorteo con el aliciente de un premio además del de colaborar con esta importante obra para la cofradía de las Tres Caídas.

El objetivo se marca en el Jueves Santo de 2017 en el que se quiere que estos brazos de luces puedan completar el paso de misterio dando una mejor visión del mismo y mostrando lo que será en un futuro una de las grandes obras de talla que en la actualidad se hace para nuestra Semana Santa. (ISLAPASIÓN).