En la tarde de hoy los hermanos cargadores de la Hermandad de San José estaban citados para el primero de los ensayos de cara a la preparación de la salida procesional del próximo 1 de mayo.

Tras algo más de una hora en la que el capataz de la cuadrilla, Carlos Peña, se reunión con los hermanos cargadores el paso salía con la intención de probar un inconveniente que sobre el papel parecía que iba a obligar a la hermandad a replantear su paso por una parte de su recorrido.

La misma se encuentra en la misma plaza del Rey en la que desde hace unas semanas se encuentran situadas unas vallas que delimitan el perímetro del consistorio isleño para resguardar a los ciudadanos de las obras de restauración del edificio consistorial. 

Estas vallas y el arbolado de una esquina de la plaza -concretamente la que prosigue hacia la calle Las Cortes- hace que el espacio de paso se reduzca y por tanto la maniobra de giro y entrada en la plaza se haga muy dificultosa. 

El paso llegó hasta esta punto y se probó la entrada en la plaza en una maniobra primera que deja el baquetón -que no estaba colocado- a escasos centímetros de la valla e incluso de esta forma el candelabro del lado izquierdo del paso pasaría muy cerca del citado arbolado.

El paso pasa pero después debe subir en la acera que corresponde a la Plaza del Rey para poder continuar por esta primera parte -con el añadido de dificultad para los cargadores- para luego poder volver al asfalto y seguir por la calle Isaac Peral por su recorrido habitual. 

Por ello San José podrá pasar -salvo que la Junta de Gobierno determine lo contrario- pero tendrá que realizar dificultosas maniobras el próximo 1 de mayo para poder recorrer esta parte de su itinerario. (ISLAPASIÓN).

Galerías: