El Primer Teniente de Alcaldesa y Delegado General del Área Municipal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, ha informado que el Área Municipal ha iniciado las tareas de limpieza de cera de las vías públicas para restablecer la normalidad en las calles de La Isla en el menor plazo de tiempo posible una vez finalizada la Semana Santa 2016. De esta forma, el servicio de limpieza se ha reforzado de forma extraordinaria con dos hidrolimpiadoras para la retirada de la cera de la solería mediante agua a presión y con diversos medios humanos y técnicos.

Romero destaca el buen resultado que ha dado el tratamiento especial que se aplicó en el tramo de la Carrera Oficial en tres sesiones para evitar que la cera se impregnara en la solería de la Calle Real. “Sin duda esta experiencia piloto ha sido muy positiva, ya que el tratamiento ha permitido un mejor rendimiento en las tareas de limpieza efectuadas en este tramo de Real, por el que en los últimos días transitaron todas nuestras Hermandades. Este tratamiento se aplicó en dos sesiones previas al inicio de la Semana Santa y se volvió a repetir el Miércoles Santo tras las lluvias. Hemos tomado buena nota de esta mejora de cara al futuro”, señala el Delegado.

Como es habitual, explica Romero, este operativo de centrará en aquellas vías más frecuentadas por los cortejos procesionales isleños, como las calles Real, Rosario, García de la Herrán y Las Cortes y la Plaza de la Iglesia. El Delegado también aclara que estas labores se prolongarán hasta que sean necesarias, aunque advierte que este año el volumen de cera acumulado es inferior a otros años, debido a las lluvias registradas durante los tres primeros días de la semana Semana Santa. Por otro lado, el edil recuerda que durante la pasada Semana Santa el servicio de limpieza se vio reforzado por 68 jornadas.

“Gracias a la gran labor de nuestras Hermandades, cargadores, músicos y artesanos nuestra Semana Santa ha vuelto a lucir como se merece en nuestras calles. Ahora llega de nuevo el momento de que optimicemos nuestros recursos y hagamos un esfuerzo extraordinario para que nuestras calles y plazas recuperen sus aspecto habitual y vuelvan a la normalidad”, detalla Romero.