Parece que la jornada del Domingo de Resurrección nos haya querido servir como balance del tiempo de la propia Semana Santa. A las nueve de la mañana comenzaba una llovizna débil pero continua sobre San Fernando que servía de saludo a los hermanos de la Resurrección que comenzaban a llegar a la iglesia de San José Artesano.

Pasaban los minutos y la lluvia continuaba. Nueve y media y seguía y las caras de los hermanos de la Resurrección no deparaban muchas esperanzas aunque los partes meteorológicos que manejaban decían que a partir de las diez comenzaba una mejoría notable. Y así fue. La Junta de Gobierno decidió retrasar la salida al menos media hora con la certeza de poder tener algo de tiempo para decidir que hacer y poder salir a la calle. 

A las diez y media -30 minutos después de la hora de salida prevista- se comunicaba a los hermanos que se saldría a las 10:45 horas realizando un recorte en el itinerario que consistía en continuar desde la salida por García de la Herrán hasta Antonio López y desde aquí por 24 de septiembre a Rosario, Plaza de la Iglesia y Carrera Oficial. Un recorte en el itinerario que serviría para llegar a la hora prevista inicialmente a la Carrera Oficial pero saliendo 45 minutos más tarde. También se comunicó que no se realizaría la estación de penitencia en el primer templo de la ciudad.

La cofradía salió con un ritmo algo más rápido de lo habitual recorriendo la calle García de la Herrán que presentaba muy poco público. Entre el cambio horario y la incertidumbre de la salida pocos fueron los cofrades que vieron pasar a la cofradía de la Resurrección en los primeros instantes de su salida procesional. 

Algo más de público en las últimas calles antes de llegar a la Carrera Oficial en la que la Junta de Gobierno acordó modificar lo previsto y entrar en la Iglesia Mayor a realizar la estación de penitencia. 

Destacar que esta hermandad ha puesto un año más algo más de un centenar de hermanos en su cortejo al que han acompañado distintas representaciones de hermandades y cofradías de la ciudad, el propio Consejo local de Hermandades y Cofradías, el pregonero de la Semana Santa de San Fernando 2016 y algunos de los cargadores distinguidos por esta hermandad en los últimos años.

Destacó -en este caso por su ausencia- la representación habitual de la Hermandad del Prendimiento que no acudió al cortejo de la cofradía de la Resurrección a diferencia del Martes Santo en el que tres hermanos de la Resurrección si estuvieron formando parte del cortejo del Prendimiento. Razones habrá. 

También destacó por su ausencia el público en los palcos de la Carrera Oficial. La Hermandad de la Resurrección pasa con apenas un centenar de cofrades en todo el tramo de sillas y palcos en los que si estuvo la representación del Ayuntamiento y el Consejo de Hermandades.

Una vez finalizada la Carrera Oficial ya si se pudo ver mucho más público en el regreso de la hermandad a su templo. Tanto en la calle Isaac Peral como en el transitar por el Parque Almirante Laulhé el público aumento como aumentó la temperatura que llegó a ser de sol de justicia primaveral. 

Para los últimos metros del itinerario de la cofradía quedaría la sorpresa anunciada de la Semana Santa. Sobre una parihuela la Virgen de la Victoria salía a la calle para esperar la llegada del paso de Jesús Resucitado. Un leve encuentro al que siguió la entrada con una marcha de la Virgen en el templo y la tradicional recogida del último paso de la Semana Santa a los sones de la Banda de Música de la Hermandad del Nazareno.

Un Domingo de Resurrección como perfecto resumen de la Semana Santa: de la lluvia al sol; de Domingo en Domingo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: