A las cuatro y media de la tarde estaban convocados los miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de Afligidos para tomar una decisión: salir o no en la tarde del Lunes Santo,.

Los pronósticos que manejaba la hermandad daban una probabilidad muy escasa de precipitación antes de las diez de la noche y por tanto la cofradía se puso en la calle con el compromiso de volver a la Iglesia del Cristo a las nueve de la noche, algo más temprano de lo habitual.

Para ello la hermandad del barrio del Cristo se marcó como objetivo mantener el alto ritmo de su cortejo tanto en el camino de ida como en el de vuelta de la Carrera Oficial; un reto difícil pero no imposible.

La cofradía puso su Cruz de Guía en la calle minutos después de las cinco y cuarto de la tarde para enfilar Ancha con el ritmo que suele marcarse esta cofradía en el primer tramo de su recorrido.

Exquisito, como de costumbre, repertorio tras el paso de misterio de esta hermandad y una carga decidida y siempre al mismo ritmo que el resto del cortejo. 

De esta manera llegó Afligidos a la Carrera Oficial cumpliendo el horario acordado con el Consejo y abriendo, también en el centro de la ciudad, la jornada del Lunes Santo.

Otros años el cortejo de los Afligidos una vez pasada la Carrera Oficial volvía a un ritmo más pausado en su regreso, algo que no sucedió este año. Mismo ritmo y una preocupación latente, la lluvia, que ya había aparecido en esos momentos en ciudades como Cádiz o Chiclana y un cielo negro.

La cofradía recorrió su itinerario como estaba previsto hasta llegar a la confluencia de la calle Ancha donde en vez de seguir en dirección hacia la plaza del Cristo de la Vera-Cruz, el cortejo siguió Ancha arriba para seguir por Profesor Antonio Ramos y desde aquí llegar a su templo.

Un recorrido de apenas cuatro horas en el que la Hermandad de Afligidos volvió a demostrar la riqueza de su cortejo y la posibilidad de mantener un ritmo acelerado en un cortejo de San Fernando tanto a la ida como a la vuelta de la Carrera Oficial. (ISLAPASIÓN).

Galerías: