La Hermandad de Cristo Rey junto a la comunidad parroquial de la Iglesia de San Francisco ha celebrado a partir de las diez y media de la mañana la tradicional procesión de palmas que sigue a la bendición de las mismas y de las ramas de olivo.

Aunque con un recorrido algo más corto por la lluvia que ha mojado las calles de la ciudad en las primeras horas de la mañana, la procesión ha transcurrido por la calle Real y la Alameda Moreno de Guerra mientras comenzaba a asomarse el sol, el esperado sol del Domingo de Ramos.

Tras la procesión que se recogió en San Francisco ha dado comienzo la Solemne Función del Domingo de Ramos y que es la eucaristía principal para la Hermandad de Cristo Rey que vive, a pocas horas, los nervios de una nueva salida procesional. (ISLAPASIÓN).

Galerías: