Una cuadrilla de los Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) ha trasladado en la tarde de hoy el paso de palio de la Virgen de las Penas desde el almacén de esta cofradía situado en el barrio de la Ardila hasta la Iglesia de San Servando y San Germán.

De esta manera ya se encuentran en el templo ardileño los dos pasos procesionales. El del Cristo de Humildad y Paciencia -que fue trasladado al paso ayer tras estar expuesto a la veneración pública- y el de la Virgen de las Penas. (ISLAPASIÓN).

Galerías: