La Iglesia del Santo Cristo acogió ayer, tras el último día del Triduo de la Hermandad de la Vera-Cruz, un concierto de marchas procesionales a cargo de la Banda de Música de la ACM San José Artesano.

El programa del concierto era bastante apetecible para los amantes de las marchas fúnebres ya que se interpretaron una buena cantidad de ellas, acordes al corte de la hermandad que organizaba este acto.

Se interpretó "Santa Vera-Cruz" de José M. Belizón, "Amarguras" de Font de Anta o "Soledad Franciscana" de Abel Moreno entre otras composiciones que sirvieron para probar a esta banda en otros registros diferentes a los que ha venido ofreciendo en los conciertos de Cuaresma.

El concierto sirvió para estrenar la adaptación a banda de música y coro del Himno de la Confraternidad de las Hermandades de la Vera-Cruz que ha realizado el músico isleño José M. Belizón, y que dirigió el propio autor. El acompañamiento coral estuvo a cargo del coro de la Hermandad de la Vera-Cruz.

La interpretación de "La muerte no es el final" sirvió como punto final a este concierto, uno de los últimos para los músicos de la ACM San José Artesano. (ISLAPASIÓN).

Galerías: