La Archicofradía de Medinaceli modificó el tradicional recorrido del Vía-Crucis con Jesús Cautivo y Rescatado para que el Titular cristífero de esta corporación visitara las inmediaciones del Convento de las Madres Capuchinas.

Antes de las once de la noche -hora prevista para la salida de la Cruz parroquial- ya estaba todo el cortejo que acompañaba a Jesús Cautivo fuera de la Iglesia Mayor.

Con un andar pausado y con algunos cortes dentro de los hermanos que antecedían a la parihuela el cortejo llegó hasta el citado convento para rendir homenaje a las Madres Capuchinas por su anunciada marcha de la ciudad.

Aunque las monjas de clausura estaban durmiendo a la hora que pasó la comitiva por este punto se realizó una oración por sus intenciones y por conseguir los mejores frutos espirituales dentro de la citada comunidad religiosa. 

El cortejo volvió por San Gaspar, San Esteban, Murillo, Rosario para volver a la Plaza de la Iglesia donde se recogió minutos después de las doce de la noche.

Tras colocar a Jesús Cautivo en el centro del primer templo de la ciudad se procedió a dar comienzo al devoto Besapié que seguirá durante toda la jornada de mañana, primer viernes de marzo. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: