La Hermandad del Cristo de Burgos de Chucena trasladó el pasado domingo a sus Titulares a partir de las cuatro y media hacia su parroquia una vez habían finalizado los trabajos de restauración en este templo. 

Fue una ocasión única para ver a los tres Titulares en el mismo paso, formando un Calvario nunca antes visto en Chucena (al menos en la calle). Durante este traslado se fue rezando el Vía Crucis, y en esta ocasión el recorrido fue un poco más largo, ya que la Hermandad decidió aprovecharlo para devolver la visita a aquellas personas que durante este exilio han visitado la casa de hermandad, que ha tenido uso en este tiempo como capilla-oratorio, por lo que transcurrió por las calles Rábida, Cartuja, Virgen del Carmen, Torralba, plaza de Andalucía y plaza de la Coronación.

Una ocasión magnífica para admirar este conjunto escultórico. (ISLAPASIÓN).

Galerías: