La Hermandad de Humildad y Paciencia ha dado a conocer mediante cartas a sus hermanos en estos días los detalles más relevantes de la organización del Vía-Crucis del Consejo de Hermandades de la ciudad que será presidido este año por el Titular cristífero de la cofradía del barrio de la Ardila.

Este Vía-Crucis tendrá lugar en la Iglesia Mayor, como es tradición, el primer lunes de Cuaresma que en este caso coincide con la fecha del 15 de febrero.

El cortejo que acompañará al Señor de Humildad y Paciencia saldrá a las 17:45 horas de la Parroquia de San Servando y San Germán para encaminarse a la Iglesia Mayor por el siguiente itinerario: Avenida Ponce de León, Avenida Duque de Arcos, San Agustín, Real e Iglesia Mayor donde llegará a las 19:55 horas para comenzar a las 20:15 horas el rezo del Vía-Crucis dentro del primer templo de la ciudad.

Tras la celebración del Vía-Crucis la imagen de Jesús de la Humildad y Paciencia volverá a su templo por Real, Plaza General Pidal, Jovellanos, San Juan de la Cruz, Doctor Florencio Pérez Gallardo, Avenida Al-Ándalus, Avenida Ponce de León y entrada de nuevo en su templo en un horario que se estima sobre las 23:30 horas.

La hermandad está intentado que todos los hermanos que lo deseen puedan acompañar a su Titular en este día tan importante. Para ello los días 11, 12, 13 y 14 de enero en la oficina de la hermandad -sita en la Iglesia de San Servando y San Germán- en horario de 18:30 a 20:30 horas los hermanos que lo deseen podrán solicitar su intención de formar parte del cortejo.

Debido a la singularidad del acto y el aforo de la Iglesia Mayor el número de hermanos máximo será de 80 y deberán tener al menos 16 años.

La recogida de las papeletas de sitio -que se darán a los hermanos en riguroso orden de antiguedad- se realizará el día 15 de enero de 18:30 a 20:30 horas en la oficina de la hermandad. 

La Junta de Gobierno también ruega a sus hermanos que participen de este acto vistiendo "con decoro de acuerdo con el acto que se va a llevar a cabo". Por ello la hermandad se reserva el derecho de no permitir acompañar al Señor de Humildad y Paciencia a los hermanos que "se considere que no visten adecuadamente". (ISLAPASIÓN).