El fin de semana en Sevilla estuvo marcado por los besamanos a la Virgen de las Tristezas de la Hermandad de la Vera-Cruz, la imagen de Santa Lucía de la que se celebraba su onomástica y la Virgen de Divina Gracia del barrio de Padre Pío.

Un fin de semana que sirve como adelanto a la celebración de la festividad de la Esperanza que comenzará a mitad de la semana en la que entramos con los Besamanos a las devociones marianas más arraigadas en la ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: