En San Juan de la Palma, cada año en el tercer fin de semana de noviembre la imagen de María Santísima de la Amargura Coronadabaja de su altar para recibir el beso de los fieles y devotos de su barrio de la calle Feria, así como Sevilla entera. No paró de pasar gente en todo momento desde que fuese abierto el besamanos el viernes 20 hasta ayer domingo 22.

Este año era algo especial, además de cumplirse el LXI Aniversario de su Coronación Canónica, la corporación estaba en júbilo porque era el primer besamanos de la Dolorosa con la presencia de dos cuadros formando parte del conjunto del altar de dos Hermanas de la Cruz,Santa Ángela de la Cruz y Santa Madre María de la Purísima.

Ataviada con saya de tisú crema bordada en oro, manto de salida y corona de oro. A los pies de la imagen nueve claveles blancos como su característico exorno floral cada Domingo de Ramos. (ISLAPASIÓN).

Galerías: