Horas después de que la Virgen de la Hiniesta visitará la sevillana capilla de Montesión. Una vez finalizado el septenario, la Virgen del Rosario era trasladada en la mañana del pasado domingo, 25 de octubre, a la parroquia de San Pedro para celebrar la función principal de instituto de esta hermandad.

El delegado de hermandades y cofradías y párroco de San Vicente, Marcelino Manzano, ofició estos cultos. Una vez concluida la eucaristía, la hermandad se despidió con su Virgen ante la capilla de la Virgen del Pilar y la del Cristo de Burgos. Pasadas las dos y media de la tarde se iniciaba un regreso rápido hasta la capilla de la calle Feria.

De nuevo, este domingo, la dolorosa volverá a salir a calle, esta vez, bajo palio en el tradicional Rosario de la Aurora de cada 1 de noviembre. En esta ocasión, para visitar a la parroquia de San Vicente, donde actualmente residen hasta 4 hermandades. (ISLAPASIÓN).

Galerías: