Finalizaron los cultos a la Virgen de las Lágrimas de la sevillana Hermandad de la Exaltación. La imagen descendió del altar de triduo instalado la pasada semana con San Juan Evangelista y María Magdalena y recuperar la Sacra Conversación.

Un fin de semana intenso donde no cesaron las visitas a esta parroquia. Será uno de los últimos besamanos en San Román, pero sin duda, el destino quiso que la Virgen de la Hiniesta estuvieran frente a frente durante unos minutos ante la Virgen de las Lágrimas. (ISLAPASIÓN).

Galerías: