El Señor de Pasión ya preside la Colegial del Divino Salvador con motivo del cuarto centenario de su hechura. Un altar instalado bajo la cúpula, en el corazón del templo.

Exento de elementos que lo rodeen, a exepción de los seis blandones con cera roja que flanquean al nazareno atribuido a Juan Martínez Montañés, la corporación del Jueves Santo ha dispuesto este altar extraordinario que puede verse hasta el final de los actos de esta celebración, que concluirán el próximo 11 de octubre.

La imagen porta la pieza más antigua que posee: la túnica de «los cuernos de la abundancia»,representando la prosperidad no sólo material, sino espiritual. Este año, el Señor de Pasión la lució en su salida, el pasado Jueves Santo.

Realizada en el año 1845 por Manuel María Ariza, se trata de una túnica bordada en terciopelo morado. Su última restauración data del año 1992 por el taller de José Ramón Paleteiro.

Una estampa que engloba un gran número de actos que tienen y tendrán lugar en distintos puntos de la ciudad. Pasión entra, así, en los días claves de un año extraordinario. (ISLAPASIÓN).

Galerías:


Comentarios: