Desde que se cerraron las puertas en la noche del 24 de septiembre de 2006 los cofrades de Desamparados han venido soñando en la próxima vez que verían procesionar a la Virgen de las Mercedes en su festividad. 

Largo ha sido el camino hasta hoy en el que, no sin importantes obstáculos, los cofrades del Viernes Santo han conseguido regularizar el culto a la Santísima Virgen tras ser nombrada como Titular de esta cofradía. 

Minutos antes de las seis y media de la tarde se abrían las puertas de la capilla de los Desamparados para dar paso al cortejo que antecedía al paso de la Santísima Virgen. En el mismo estuvieron representadas las hermandades del Carmen, Santa Elena y Cristo Rey. 

En el cortejo también estuvieron algunos hermanos con cirios así como miembros de la Junta de Gobierno, José Gil como antiguo Hermano Mayor de la cofradía, el presidente del Consejo local de Hermandades y Cofradías y el director espiritual de esta hermandad, el Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo.

La Virgen se levantó dentro del pasillo que da acceso al colegio San José para, después de sortear el paso por el arco interior, salir a la calle a los sones de la marcha "Hiniesta Coronada" que interpretó la Banda Sinfónica Municipal de San Fernando que acompañó a la Virgen de las Mercedes en su discurrir.

Bastante público para las previsiones que tenía la hermandad, especialmente en el primer tramo de la procesión, en el que muchos cofrades quisieron acompañar a la Virgen a su paso por la calle San José, Real y en especial por la Alameda Moreno de Guerra. Marchas como "Pasan los campanilleros", "Como Tú ninguna" o "Alma de la Trinidad".

El recorrido discurrió entonces desde la Alameda en dirección a la parroquia de San Francisco donde las cofradías de este templo -Caridad y Expiración- esperaban a sus puertas para realizar sendas ofrendas florales. El paso encaró la puerta del templo Castrense para, después de dos marchas, volver al itinerario marcado.

La vuelta por Colegio Naval Sacramento y Calderón de la Barca quizás supuso un descenso de público que aumentó cuando el cortejo enfilaba la última parte del itinerario cercano de nuevo a la calle Real.

El paso fue comandado por el cuerpo de capataces del paso del Cristo de la Sangre que tuvieron que solventar un percance en la confluencia de Sánchez Cerquero con Real. Un cable a baja altura hizo que se tuvieran que bajar los cuerpos en una maniobra complicada y que originó revuelo en el público tras bajar más un lado que otro, aunque la maniobra pudo completarse seguidamente y sin ningún daño material ni personal.

Quizás el momento más esperado de la procesión llegó con la vuelta a la calle San José -engalanada para la ocasión con textos alusivos a la advocación y flores de papel- en la que una abundante lluvia de pétalos cayó sobre el paso de la Virgen en el final de esta calle cuando los músicos de la Municipal interpretaban "Esperanza de Triana Coronada" y "Coronación" de Manuel Marvizón.

La recogida, con una plaza de San José con bastante público, puso el punto y final de esta primera salida de la Virgen de las Mercedes como Titular de esta corporación y que continuará cada 24 de septiembre por las calles de nuestra ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: