Diez años hacía que la Virgen de Gracia, señora de Carmona, no procesionaba por las calles de su pueblo y los carmonenses no han dejado pasar en balde los veinticinco años de su canónica coronación y el 725 aniversario del hallazgo de la imagen.

Pasadas las nueve y media de la mañana, bajo un cielo inmarcesible y con la presencia de una multitud que abarrotaba el interior y los alrededores de la Iglesia de Santa María, hacía su salida Nuestra Señora de Gracia, tras una misa oficiada a puertas abiertas sobre los rumores de un pueblo que aguardaba con sus mejores galas y sin esconder la impaciencia. A la misma puerta del Convento de las Descalzas, justo antes de que la Virgen fuese entregada a su pueblo, aguardaba no menos presta la Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. De Gracia, que la recibió interpretando la Salve a la Virgen de Gracia.

La patrona de todos los carmonenses, que no había vuelto a salir desde 2005 coincidiendo con el segundo centenario de su patronazgo, ataviada con su terno blanco y coronada de oro, brillantes y rubíes, ha acudido durante esta jornada histórica a todos los templos de la localidad donde ha sido recibida y portada al interior para acercarla a sus titulares, en una procesión marcada por la alta concurrencia de vecinos en las más de doce horas que ha durado su peregrinaje. (ISLAPASIÓN).

Galerías: