Rota se vistió de gala el pasado sábado. Y es que la ocasión lo merecía. La Hermandad de la Veracruz culminaba la celebración el 75 aniversario de su reorganización con una salida procesional extraordinaria y la expectación popular se palpaba en el ambiente. 

Con meditada antelación, una muchedumbre se agolpaba en las inmediaciones de la capilla de San Roque aguardando el histórico momento: el de la salida conjunta del Crucificado de la Veracruz, la Virgen de las Angustias y San Juan Evangelista sobre un mismo paso de misterio como hicieran hace 75 años.

Una inusual imagen que veracrucistas y cofrades roteños deseaban inmortalizar en su mente y corazón y que les hizo esperar, pacientemente, al transcurrir de un largo cortejo en el que participaron representantes de todas las Hermandades de la localidad, precedidas por la agrupación musical Nuestra Señora del Rosario Coronada.

No fue hasta las ocho y media de la tarde cuando el paso de misterio cruzó el dintel de la capilla de San Roque con paso firme pero sosegado. Emoción a flor de piel entre los numerosos fieles allí congregados al contemplar el imponente conjunto escultórico formado por los tres titulares veracrucistas que inició su peregrinar por las calles de la localidad acompañado por las notas de la Banda de Cornetas y Tambores ‘Zoilo Ruiz Mateos’.

Una vez abandonado su templo, la procesión extraordinaria tomó la calle Castelar para adentrarse en las principales calles del casco histórico de la villa donde les aguardaban numerosos fieles en un recorrido unas cuatro horas de duración en el que no cesaron las constantes manifestaciones de devoción popular.

Poco antes de la medianoche, la Hermandad de la Veracruz regresaba triunfante hasta la capilla de San Roque, de nuevo arropada por numerosos roteños que quisieron sentirse partícipes, y así lo hicieron, de una salida procesional única e histórica. (ISLAPASIÓN).

Galerías: