La Virgen de las Lágrimas, de la hermandad de Columna de Cádiz, salió en la tarde de ayer a la calle para presidir un rosario público. 

La dolorosa salió en torno a las ocho y cuarto sobre la parihuela que se utilizara en el vía crucis de Cuaresma, para recorrer San Antonio, Zaragoza, Benjumeda, San José, Cervantes, Sagasta, Ancha y San Antonio, con el acompañamiento musical de la capilla musical de la banda filarmónica de Conil.  (ISLAPASIÓN).

Galerías: