La multitudinaria procesión de la Patrona de Chipiona que se celebró en la tarde-noche de ayer confirmó, un año más, la creciente devoción que profesan a Nuestra Señora de Regla no solamente los fieles de esta localidad de la Costa Noroeste, sino también los cofrades de otras poblaciones. 

La extraordinaria jornada del 8 de septiembre se abrió con la tradicional misa programada con motivo del Día de la Patrona, que estuvo presidida por el obispo de Asidonia-Jerez, José Mazuelos, a las once de la mañana. Antes de la procesión propiamente dicha, prevista para las seis de la tarde, el programa vespertino recogía la entrega del bastón de mando de Regidora Perpetua de la Villa a la Virgen de Regla. 

Desde bastante tiempo antes de la hora fijada para la salida de la procesión, en el entorno del Santuario se arremolinaba numerosísimo público deseoso de contemplar los primeros momentos del desfile de la Patrona, cuyo acompañamiento musical corrió a cargo de la banda Fernando Guerrero, de la localidad sevillana de Los Palacios y Villafranca. La Virgen de Regla fue poco a poco abriéndose paso entre la multitud para hacer lo propio por las calles del municipio entre los vítores y palmas de chipioneros y visitantes. 

Las Fiestas Patronales, cuyo colofón viene marcado, lógicamente, por la procesión de Regla, figuran en un lugar destacado del calendario anual de Chipiona más allá del evidente interés que suscitan entre los vecinos de la villa. Y es que este acontecimiento religioso y festivo atrae a muchísimos visitantes en los últimos días de la temporada veraniega, una época tan significativa en este municipio con clara vocación turística. 

Al cierre de esta edición, estaba previsto que se desarrollara el tradicional espectáculo de fuegos artificiales desde la playa, un acontecimiento que fue, finalmente, autorizado por la Junta de Andalucía ante la solicitud del Ayuntamiento atendiendo, entre otros motivos, a la declaración de Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.

Galerías: