La Virgen de los Remedios, Patrona de Chiclana, salió en procesión ayer con motivo de su festividad en lo que fue el punto final a una programación que durante los últimos días ha llenado de actos las calles de la ciudad.

Los actos de esta jornada festiva comenzaron a las siete y media de la mañana con el rosario de la aurora, mientras que a las once se llevó a cabo la Solemne Función Principal como preámbulo a la salida procesional desde la parroquia de San Telmo. 

No faltó tampoco durante el día la ofrenda floral a la Patrona por parte de los chiclaneros que cubrieron un año más de flores la puerta de la calle La Plaza como ofrenda a la Santísima Virgen.

A las ocho y media de la tarde se volvían a abrir las puertas del céntrico templo para que el cortejo compuesto por las representaciones de hermandades y cofradías, corporación municipal y clero de la ciudad que antecedía al paso de la Patrona.

Abría este cortejo la Agrupación Musical de Los Remedios que se adelantó por el itinerario marcado. Al paso de la Virgen de los Remedios la acompañó, con un repertorio clásico, la Banda de Música Municipal Maestro Enrique Montero.

Mucho público el congregado en la primera parte del recorrido que fue a menos en los últimos tramos de la procesión. Muy llamativa también la presencia numerosa de pequeños monaguillos antecediendo al paso de la Virgen.

Como es costumbre el paso estuvo exornado por nardos que dieron el especial olor de esta festividad en la ciudad. La procesión se recogió pasadas las doce de la noche con el canto de la Salve en el interior del templo.

Con esta salida se inicia la espera de la del próximo año en la que se conmemorará el centenario del nombramiento de la Virgen de los Remedios como Patrona de la ciudad. Para esta efemérides ya se trabaja en la elaboración de una programación que se dará a conocer por parte de la propia hermandad patronal. (ISLAPASIÓN).

Galerías: