Tras la celebración de la eucaristía de las siete de la tarde, Nuestra Señora del Rosario Coronada, Patrona y Alcaldesa Perpetua de Cádiz regresó ayer a su Santuario en el Convento de Santo Domingo

Lo hizo saliendo de la Iglesia Conventual de Nuestra Señora del Carmen y Santa Teresa donde ha permanecido desde que llegó en la madrugada del pasado viernes, y donde ha participado en los actos que con motivo del V Centenario de Santa Teresa viene celebrando la Comunidad de Padres Carmelitas.

En su recorrido hasta llegar al Convento de Santo Domingo, Nuestra Señora del Rosario recorrió el paseo de la Alameda y se adentró en el centro de la ciudad por la calle Isabel la Católica siendo recibida por la Hermandad del Caminito. Antes visitó -entre cánticos y fuegos de artificio- al convento de las Carmelitas de la ciudad gaditana.

Posteriormente, entró en la Plaza Santísimo Cristo de la Vera Cruz a los sones de las marchas "Cristo de la Vera Cruz" y "Nazareno del Amor", como homenaje a las hermandades que radican en el Convento de Padres Franciscanos.

Posteriormente, discurrió por las céntricas calles Rosario y Marqués de Valdeiñigo para enfilar las calles San Francisco y Nueva, desembocando en la Plaza de San Juan de Dios y entrar en su barrio por la calle Sopranis que aguardó engalanada el regreso de Nuestra Señora.

Se culminaron así siete intensos días de presencia de la Patrona de Cádiz por las calles de nuestra ciudad que, de forma extraordinaria, ha estado en la Real Parroquia Castrense con motivo del 250 aniversario de su erección canónica y en el Convento de Nuestra Señora del Carmen y Santa Teresa con motivo del V Centenario de la Santa de Ávila.

El acompañamiento musical estuvo a cargo, una vez más, de la prestigiosa Banda de Música "Maestro Dueñas" de El Puerto de Santa María que dirige Javier Alonso.

En unos días, la Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario, comenzará a trabajar en la preparación de la festividad de Nuestra Señora el próximo mes de Octubre. (ISLAPASIÓN).

Galerías: