La Agrupación Musical Virgen de las Lágrimas y la Junta de Gobierno de la Hermandad del Nazareno firmaron esta semana el contrato que une a formación musical y cofradía para los próximos cuatro años.

De esta manera los músicos de Virgen de las Lágrimas seguirán sonando tras el paso de Jesús Nazareno como lo han estado haciendo en las últimas décadas en una relación que se materializa cada madrugada de Viernes Santo con la conjunción entre cuadrilla de cargadores y músicos.

Esta contratación llega algunos meses antes de que la Hermandad del Nazareno celebre -presumiblemente en octubre- su cabildo general de elecciones. (ISLAPASIÓN).