El mejor Cristóbal Ramos está de vuelta en el Santo Ángel. La comunidad carmelita presentó el pasado lunes la restauración que se le ha practicado a la Virgen del Carmen y el resultado ha sido espléndido.

La portentosa imagen ha recuperado su policromía original y, con ella, un cromatismo que se encontraba totalmente oculto. Manuel Antonio Ruiz-Berdejo y Antonio Díaz Arnido son los responsables de la intervención que se ha extendido desde la semana de Pascua hasta la pasada semana. Los restauradores explicaron este lunes los pormenores de los trabajos junto al prior de la comunidad, Francisco Javier Jaén, y el padre Juan Dobado. 

Durante los tres meses que aproximadamente ha durado la restauración de la Virgen que preside el altar mayor del Santo Ángel, los restauradores han intervenido tanto en el soporte como en la policromía.

La escultura se encontraba en un estado de conservación bastante precario, por lo que los trabajos han sido muy minuciosos y delicados teniendo en cuenta, además, que está realiza en telas encoladas (los ropajes) y barro (carnes). (ISLAPASIÓN).

Galerías: