El mes de julio ha dado comienzo en Sevilla con uno de los besamanos más característicos de la época estival; el de la Virgen del Carmen de la iglesia del Santo Ángel.

El mismo se ha desarrollado durante el pasado fin de semana en el crucero del céntrico templo carmelita sevillano en horario de mañana y tarde durante la jornada del sábado y de mañana en el domingo.

Con motivo del Año Jubilar Teresiano a los lados de la imagen se colocaron las imágenes de Santa Teresa y San José, la gran devoción de la santa abulense.

Para esta celebración la venerada imagen del Carmen ha estrenado una corona de plata sobredorada de finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX, de estilo barroco para la Santísima Virgen del Carmen, restaurada por Juan Borrero. Igualmente se ha bañado en oro la corona del Niño para que ambas luzcan del mismo modo. Estas serán a partir de ahora las nuevas coronas de salida, reservándose su juego anterior para diario en su capilla.

Además también se ha estrenado para este besamano un encaje de Bruselas del siglo XIX para el tocado de la Santísima Virgen del Carmen, así como correa y obediencia bordada en oro sobre terciopelo negro del siglo XVIII para el hábito de la Virgen del Carmen. (ISLAPASIÓN).

Galerías: