El pasado fin de semana en Sevilla estuvo marcado en lo que a actos cofrades se refiere por una procesión y un besamano. La procesión llegó desde el barrio de Nervión con la salida del Sagrado Corazón mientras que el besamano se situó en la calle Feria y de carácter extraordinario a Nuestro Padre Jesús de la Paz de la Hermandad del Carmen Doloroso.

El primero de ellos llegó tras la misa celebrada en la parroquia de la Concepción Inmaculada, el Sagrado Corazón volvió a procesionar por su barrio de Nervión, en el año que esta Hermandad celebra los 75 de su fundación, plasmados magistralmente por el artista Pepe Bedoya en la pintura realizada para ilustrar el cartel conmemorativo de esta efemérides.

El paso llevado por el capataz Federico González Martel y sus auxiliares, se encaminó a su tradicional cita con los enfermos en el hospital de San Juan de Dios, exornado con flores variadas de colores sobre monte de claveles rojo sangre.

La novedad de este año ha sido la recuperación de la Banda de música del Maestro Tejera, tras varios años sin hacerlo. Gran detalle el de esta banda, que ofreció para la procesión la recién otorgada medalla de la Ciudad de Sevilla, que fue situada en la delantera del paso del Señor.

Por su parte la Hermandad del Carmen Doloroso celebró el pasado 14 de junio un besamano extraordinario a su Titular con motivo del XXV aniversario de su hechura. Muchos fueron los fieles y devotos que se acercaron hasta el templo de la calle Feria para rendir culto a esta imagen. (ISLAPASIÓN).

Galerías: