La tarde del pasado sábado quedará marcada en la historia de las hermandades y cofradías madrileñas por la salida extraordinaria de Nuestro Padre Jesús del Perdón que fue portado por primera vez una cuadrilla costalera.

La salida, con "Himno de los Gitanos" ya auguraba una gran tarde de cofradías. En su cuerpo de capataces un isleño, José Antonio Mira Guerrero que mandaba a esta cuadrilla que tras la salida enfilaba hacia la calle de la Salud.

Desde la calle de la Salud el cortejo discurrió hasta la Puerta del Sol, lugar que antaño le viera discurrir.

Le sucedieron Correo, Pontejos, Salvador, Lechuga… rincones todos ellos en los que se vivieron momentos que sin duda alguna han de ser ya motivo de orgullo para el entorno cofrade de la capital de España.

Una procesión que quedará para el recuerdo y que llevó al Cristo del Perdón en una tarde de junio al encuentro con los madrileños, fieles, devotos y público que paseaba por las calles del centro de Madrid. (ISLAPASIÓN).

Galerías: