La tarde-noche del sábado en Cádiz ha servido como previa de lo que acontecerá este domingo con la celebración de la Solemnidad del Corpus Christi en la capital gaditana.

El primero de los traslados, el de la Virgen del Rosario a la Catedral, comenzó al término de la misa de siete de la tarde. Alrededor de las ocho menos cuarto cuando el cortejo salió a la calle, para recorrer Compás de Santo Domingo, Sopranis, Plaza de San Juan de Dios, Pelota y Catedral, accediendo al primer templo minutos antes de las diez de la noche. El paso, portado por la cuadrilla de Juan Pidre y acompañado por la banda portuense de Maestro Dueñas, ha estado exornado en esta ocasión por anturios blancos, santamarías blancas y varas de ruscus, colocadas por Miguel Ángel Franco. 

Y alrededor de las nueve de la noche, cuando ya la Patrona de Cádiz recorría su itinerario hacia la Catedral, desde la iglesia del Carmen se ponía en la calle una de las grandes novedades del Corpus de este año. Con motivo del quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, la archicofradía del Carmen ha trasladado hoy a la imagen hasta la iglesia de Santiago, para que presida el altar instalado delante del Ayuntamiento. Este traslado se ha llevado a cabo con la santa vistiendo el hábito procesional (escapulario y capa-manto) de la Virgen del Carmen y portada por la cuadrilla de Manuel Ruiz Gené sobre el paso de Desamparados del Caído. En este traslado la nota musical estuvo a cargo de la Banda Sinfónica Municipal de San Fernando que desplegó un escogido y acertado repertorio musical. (ISLAPASIÓN).

Galerías: