Durante el tercer fin de semana de mayo en Sevilla se celebraron multitud de actos cofrades donde podemos destacar los besamanos a la Divina Pastora y a Madre de Dios del Rosario de Triana, y a Nuestra Señora del Mayor Dolor en Su Soledad. En lo que a salidas procesionales se refiere contamos con la de Nuestra Señora de la Alegría.

Por una parte la Real Parroquia de Santa Ana fue centro de recepción de fieles de dos de las devociones del barrio de Triana y de Sevilla, ya que estuvieron expuestas en besamanos dos imágenes letíficas de la parroquia, tanto Madre de Dios del Rosario como la Divina Pastora de las Almas.

El altar de Madre de Dios del Rosario estaba conformado con un dosel rojo tras la imagen y varios ángeles mancebos a los lados. La Virgen portaba manto burdeos bordado en oro junto a la corona de salida así como saya blanca bordada en oro.

La Divina Pastora de las Almas lucía en un altar con un espectacular montaje simulando una especie de jardín, con gran variedad de flores y árboles, una peana floral de margaritas principalmente de color naranja y coronada por un arco de rosas de color rojo.

Por otro lado, la Hermandad de penitencia de la Carretería celebró Solemne Triduo en honor de su titular Nuestra Señora del Mayor Dolor en Su Soledad desde el pasado miércoles 13 de mayo, estando la palabra a cargo del Monseñor Giovanni Lanzafame Di Bartolo (Capellán de la Archicofradía. Mariólogo). Los cultos finalizaron el domingo 17 con la Virgen expuesta en besamano durante toda la jornada. La corporación del Viernes Santo situó a Nuestra Señora a los pies del Santísimo Cristo de la Salud con un montaje a base de jarras y centros de flores blancas.

Proseguimos con la salida procesional de la Hermandad de Nuestra Señora de la Alegría que procesionó a las siete y cuarto de la tarde del domingo desde San Bartolomé. La Santísima Virgen lucía la restauración completa del manto, finalizada  por Fernández y Enríquez.

El cortejo recorrió el siguiente itinerario: San Bartolomé, Virgen de la Alegría, Céspedes, Levíes, Plaza de las Mercedarias, calles Vidrio, San Esteban, Águilas, Candilejos, Muñoz y Pabón, Plaza Ramón Ibarra Llosent, Plaza de Jesús de la Salud, calles San José, Levíes, San Bartolomé llegando a la parroquia en torno a las once y cuarto de la noche, media hora antes de lo previsto.

La Banda de música de Nuestra Señora de la Victoria fue la encargada del acompañamiento musical, que recuperó entre sus composiciones la marcha “Virgen de la Alegría” de José Manuel Bernal.

En su recorrido fueron emotivos su paso por San Esteban, la Candelaria y el Convento de la calle Águila, donde se congregaron multitud de devotos.

Por último, otro acontecimiento importante que tuvo lugar durante el fin de semana fue la entrega a la Hermandad de la Esperanza de Triana por parte del Arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo, de la reliquia del Papa Juan Pablo II. La misma fue concedida a la Hermandad de Triana por la organización de varios actos con motivo de la canonización del Santo Padre. La reliquia quedará expuesta de forma permanente en la capilla de los Marineros. (ISLAPASIÓN).


Galerías: