En la tarde de ayer, a partir de las seis y media, tuvo lugar desde la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco la salida procesional de la Hermandad de Santa Elena, segunda de las hermandades de gloria que procesionan por las calles de nuestra ciudad.

La primera levantá fue realizada por el párroco de San Francisco y director espiritual de la Hermandad el Rvdo P. Gonzalo Núñez del Castillo con motivo del 250 aniversario de la fundación de la parroquia, efeméride que se viene celebrando durante todo este 2015. La segunda, y aún dentro del templo castrense corrió a cargo del pregonero de las glorias Juan Manuel Rueda Cebada.

El itinerario recorrido fue Real, Almirante Faustino Ruiz, Colegio Naval Sacramento, Calderón de la Barca, Sánchez Cerquero, General Valdés, Isaac Peral, Real, Dolores, María Santísima de los Desamparados, Plaza de San José, San José, Real, Sánchez Cerquero, General Valdés, Alameda Moreno de Guerra y Real, llegando a su templo minutos antes de las once de la noche.

Como gran novedad este año, la Santa Emperatriz visitó la capilla de los Desamparados, siendo allí recibida por los miembros de la Junta de Gobierno de la corporación del Viernes Santo. La Hermandad de Santa Elena entregó una ofrenda floral que fue depositada a los pies de la Santísima Virgen. Tras el rezo en la capilla, la primera levantá en la Plaza de San José frente a las puertas de la misma fue realizada por Mª del Carmen Aragón Arrones, Vice Hermano Mayor de Desamparados. Tras esto, una lluvia de pétalos rojos cayó sobre Santa Elena mientras se sucedían las marchas en la plaza.

La Banda de Música de la Hermandad del Nazareno acompañó con un magnífico y amplio repertorio a la emperatriz durante todo su recorrido. Marchas como “Mesopotamia”, “Bendita Amargura”, “Madrugá Macarena”, “Calvario”, “Mi Amargura” o “Hosanna in excelsis” entre otras muchas sonaron para el deleite de los presentes. Bajo los palos la cuadrilla de la Hermandad con Javier Padillo al frente como capataz.

Una tarde calurosa que se tornó fría debido al fuerte viento de levante, y que registró más público en la segunda parte de su novedoso recorrido, con la Plaza de San José y su paso por la Alameda Moreno de Guerra como citas importantes del mismo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: