Hoy en la parroquia de la Sagrada Familia ha tenido lugar el XVI Pregón a la Virgen del Rocío a cargo del rociero de Coria del Río Faustino Rejo Palomo.

El acto comenzó pasadas las doce y media del mediodía y contó con la participación del Coro de la Hermandad del Rocío de nuestra ciudad que amenizó desde el inicio y en varias partes de la exposición con sus bulerías y sevillanas. La hermana de esta corporación, Rocío Gálvez Hurtado, fue la encargada de presentar al pregonero, manifestando a los presentes su enorme orgullo y satisfacción por su elección para tal encargo.

A continuación tomó la palabra Faustino Rejo Palomo. Su pregón se basó en los sentimientos que afloran a los rocieros desde que abandonan San Fernando para emprender el camino hasta su regreso. Así trató sobre la creación de la Hermandad del Rocío y la acogida que fue teniendo entre el pueblo isleño, recordando que siempre llevan muy presente en sus despedidas a cada una de las hermandades de la tierra tanto de penitencia como de gloria, con especial mención a los patrones San José y la Virgen del Carmen.

Rejo aseguró que una vez que los romeros emprenden el camino es importante recordar que para ser rociero hay que ser cristiano, pan al que no tiene y agua al que viene cansado. El Rocío tiene cabida para todos, ricos o pobres, de promesa o a disfrutar con amigos, mientras enumeraba los milagros atribuidos la la Santísima Virgen para todo aquel que dude del sentido del camino.

También tuvo cabida en su pregón la alabanza a la labor que realizan las madres, aprovechando para felicitar hoy por la celebración de su festividad, haciendo símil de que el que tiene una madre tiene una Virgen del Rocío.

La llegada a la anhelada aldea. Una oleada de sentimientos recorre a todos los presentes cuando divisan el campanario, la ermita, la reja, el retablo, los jarrones y las velas, que explota de júbilo con la presentación de la Hermandad  así como  la salida a la calle de la Virgen del Rocío.

Una vez acabado todo, como ha manifestado el pregonero; emprenden el camino de vuelta con una mezcla de alegría y sosiego, comenzando de nuevo la preparación para el próximo año.

Un emotivo pregón que arrancó los aplausos de los asistentes en varias ocasiones y que finalizó con la entrega de recuerdos a los participantes por parte del hermano mayor de esta corporación José Luis Cordero Baro. 

A la finalización del acto se pudo adquirir el texto del Pregón por un donativo solidario de un euro. Este fue el regalo que además del Pregón proclamado en el templo, quiso hacer Faustino Rejo a la Hermandad del Rocío de nuestra ciudad en este anuncio anticipado de todo lo que queda por venir a los rocieros de La Isla. (ISLAPASIÓN).

Galerías: