La primera de las cofradías en salir de la Iglesia del Santo Cristo comenzaba a formar sus secciones pasadas las cuatro de la tarde en las dependencias parroquiales de este templo mientras en el interior el paso de misterio de la cofradía comenzaba a ser iluminado en sus faroles de guardabrisas.

Uno de los cortejos más cuidados de la Semana Santa isleña comenzaba a transitar con el adelanto horario previsto para este año de 15 minutos con respecto a la Semana Santa de 2014 aunque las puertas se abrieron algo antes para poder tener un pequeño margen más.

El discurrir por la primera parte de su recorrido suele ser acelerada y así se pudo ver tras la salida del paso a los sones de "Amarguras" por la Banda de Música  Fernando Guerrero de la sevillana localidad de Los Palacios.

Este andar presuroso de todo el cortejo no fue en contra de la vistosidad que los hermanos de esta cofradía imprimen en su estación de penitencia. Es, como cada año, todo un lujo ver el discurrir de la cofradía bajando la calle Ancha con toda la luz de la primaveral tarde del Lunes Santo.

Las marchas se fueron sucediendo y el ritmo de la cofradía en la calle aparentemente no bajó aunque por segundo año consecutivo la cofradía llegó un par de minutos más tarde al palquillo de toma de hora repitiéndose la imagen del paso de misterio frente a la Iglesia Mayor Parroquial que con las puertas abiertas dejaba ver la Cruz de Guía de la Hermandad de Medinaceli.

El paso por Carrera Oficial y la vuelta hasta su barrio se vieron marcados por un descenso de este ritmo concretamente cuando la cofradía discurría por el Convento de las Madres Capuchinas algo que hizo que el cortejo de Medinaceli que iba después tuviera que parar su ritmo en algunos momentos de este tramo con el posterior parón de la cofradía de la Iglesia Mayor a la Hermandad del Ecce-Homo. Aparentemente no hubo ningún problema que propiciara este descenso del ritmo en este punto.

Una vez la cofradía pasó por la confluencia de Colón con Churruca la procesión volvió a recuperar el ritmo habitual para discurrir por el barrio del Cristo en una agradable noche acompañada de las mejores marchas procesionales. 

La jornada del Lunes Santo -que aún no encuentra una solución completa a sus horarios- comenzó en el barrio del Cristo con el cortejo de los Afligidos y su espectacular puesta en escena. (ISLAPASIÓN).

Galerías: