La mañana del Lunes Santo sirvió además de para hacer un balance de la jornada del Domingo de Ramos para que los cofrades de la cofradía de Cristo Rey realizaran el traslado de sus Titulares desde la capilla de La Salle hasta la iglesia Vaticana y Castrense de San Francisco.

A diferencia del traslado de ida a la capilla el sol lució totalmente y el mismo se pudo realizar sin incidentes por el tramo de la calle Real que dista de entre estos dos puntos.

Ya con los Titulares en la iglesia de San Francisco se procedió a entronizarlos en su altar de culto diario. (ISLAPASIÓN).

Galerías: