Durante la jornada del Sábado de Pasión se celebró en la Capilla de San José el Besapié al Santísimo Cristo de la Sangre de la Hermandad de los Desamparados. Una vez finalizado el mismo se inició alrededor de las nueve de la noche el Devoto Vía Crucis por las calles de la feligresía.

La portentosa imagen del Cristo de la Sangre fue portada en parihuela por los hermanos cargadores, así como por todos aquellos hermanos que quisieron llevar sobre sus hombros al Cristo de su devoción. La misma, que se estrenaba para la ocasión, ha sido donada por el cuerpo de capataces con motivo del XXV aniversario de la bendición de la Sagrada Imagen y elaborada con la ayuda de varios hermanos cargadores de esta corporación.

Una vez realizado el rezo de todas las estaciones, al regresar a su capilla el Santísimo Cristo de la Sangre fue trasladado desde la parihuela hasta su paso de salida procesional con la ayuda de los hermanos, bajo la atenta mirada de María Santísima de los Desamparados que ya se encontraba en su paso de palio. 

Finalizados los cultos del Sábado de Pasión, y ya con ambos Titulares sobres sus pasos, los hermanos, fieles y devotos de los Desamparados ya cuentan las horas deseando la llegada del próximo Viernes Santo. (ISLAPASIÓN).


Galerías: