Pasadas las nueve menos cuarto de la noche se abrían las puertas de la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco para dar comienzo el Devoto Vía Crucis con la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración por las calles de su feligresía.

El Cristo de la Expiración fue portado a hombros por un grupo de hermanos y estuvo acompañado en todo momento por los fieles y devotos que rezaron las diferentes estaciones a lo largo de su recorrido.

En la presidencia del cortejo se encontraban el Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo, director espiritual de la Hermandad, el Hermano Mayor, Vice-Hermano Mayor  y el pregonero de María Santísima de la Esperanza de 2014. El acompañamiento musical estuvo a cargo de la Capilla de Música de la Banda Municipal de San Fernando. (ISLAPASIÓN).


Galerías: