La Hermandad de Bondad y Misericordia procesionó en la jornada de ayer, Jueves de Pasión, desde la iglesia de la Victoria, tratándose de la primera corporación de vísperas en hacer estación de penitencia en Jerez de la Frontera. 

La principal novedad vino dada por el hecho de que sus hermanos vistieron por primera vez el hábito nazareno, ya que la erección canónica de la cofradía se produjo el año pasado pocas semanas antes del Jueves de Pasión, con lo que no hubo tiempo material de confeccionar las túnicas.

El cortejo estuvo integrado por 70 nazarenos y 40 monaguillos. Tanto la túnica como el escapulario son de color blanco crudo; mientras que el antifaz es de tono carmesí, todo ello inspirado en el hábito de San Juan de Dios. 

La hermandad procesionó de modo extraordinario desde la iglesia de la Victoria, toda vez que unas obras que se están ejecutando en el Hospital San Juan Grande impidieron la colocación de la carpa desde la que en años anteriores se hacía a la calle esta corporación.

La cofradía salió a la calle a las 17.30 horas y tomó por Ponce, Ancha, plaza Santiago, Taxdirt, Glorieta Rodríguez de la Fuente, Hospital San Juan Grande, Guitarra, avenida del Mosto, Toneleros, avenida del Mosto, José María Uceda Aguilar, San Juan Bosco, Lechugas, Asta, Moraíto Chico, Carpinteros, Taxdirt, plaza Santiago, Oliva, San Juan, Chancillería, Porvera y Alameda Cristina, llegando a San Juan de Letrán minutos antes de las diez de la noche.

Una vez rezadas las preces, la hermandad buscó su templo por San Juan Grande, Mamelón, Gaitán, Porvera y Ponce, recogiéndose a las once y media de la noche en la iglesia de la Victoria.

Al igual que en años anteriores, la cuadrilla de costaleros estuvo comandada por Jesús Sánchez Lineros, contando el paso con el acompañamiento de la Agrupación Musical San Juan, de Jerez. (ISLAPASIÓN).

Galerías: